Publicidad

Cómo sacarme la costumbre de postergar

Esta frustración se va acumulando dentro de ti cada vez que no consigues llevar a la práctica tu intención de hacer determinada cosa que te propusiste, y es un círculo vicioso que va incrementando y fortaleciendo las creencias negativas que tienes de ti misma. Todo esto se acumula detrás de cada excusa con la que intentas justificarte y consolarte por no haber actuado con rapidez y constancia, esto te hace sentir que no vales, que no tienes voluntad ni para llevar a cabo los objetivos del día a día, lo cual te desvaloriza ante tu propia vista y vives machacándote.

    ¿Qué productividad le puedes dar a tu profesión con esa influencia dentro de ti?¿ Qué puedes exigir de las personas que estás formando, a las cuales les enseñas?.

    Tanto niños como jóvenes perciben más allá de lo que se puede ver, más allá de lo que dicen y lo notan todo, aunque no lo digan, aunque no lo creas.
    Muchas veces comenzamos con un simple pensamiento; parecen “castillos en el aire” pues cuando se trata de hacer algo, primero piensas en eso que quieres llevar a cabo, que lo hagas o no, es otro asunto, pero depende de ti.

    ¿Te has sorprendido al darte cuenta que pensaste tanto en algo que nunca llegó a ser una realidad?, ¿o al empezar algo que no terminaste porque siempre algo más importante te lo impidió?, ¿te sientes arrepentida de no haber hecho algo que deseabas demasiado?

    Tanto en la vida privada como en la vida profesional es válido este aspecto de postergar de nuestra personalidad. Claro, cada cosa de tu vida personal da comienzo al comportamiento en otros aspectos de tu vida como el profesional o laboral, que es simplemente un reflejo o proyecto del interior.

    Y como no eres una persona diferente en cada aspecto de tu vida, sino una persona íntegra y completa, es importante que cada aspecto de tu vida esté en armonía y consonancia. Por eso plantéate tus valores, tus límites, tus propósitos, y tus sueños, busca en tu interior para conocerte y amarte así como eres sin compararte y respetando y confiando en que TÚ PUEDES alcanzar todo lo que te propongas. Y si te observas desde el exterior, y reconoces a esa mujer que hay en ti que quiere conseguir sus objetivos, no dejes que nada te distraiga ni entretenga hasta conseguirlo, sea grande o pequeña cosa.

    Define y enfoca tu objetivo y ve hacia el sin distraerte
    Si no defines con pelos y señales lo que quieres lograr, estarás dando vueltas, todo será como un perro que se muerde la cola, no llegas a ninguna parte, sigues dando vueltas en círculo. Esto te confunde y hace que pierdas confianza en ti misma. Así que ten tu objetivo claro y ve hacia adelante. Es importante que tomes nota por escrito de lo que deseas conseguir y establezcas un plan a seguir.

    Conoce tus creencias limitantes, tus conflictos internos y deséchalos
    Al principio te sobrevendrán los miedos, ansiedades, el “no tengo tiempo”, el “no puedo” “luego lo haré”. Si no eliminas todo esto de inmediato, estarás boicoteándote y no llegarás a ninguna parte. Usa herramientas de apoyo, como afirmaciones positivas, visualización, aprende sobre ti. Si sola no puedes, sería un buen momento para contratar servicios de coaching.

    Escribe tu plan de acción
    Toma nota de todos los pasos que planeas dar hasta llegar a tu objetivo, no construyas castillos en el aire. Describe cada cosa que vayas a hacer y felicítate por cada paso conseguido. Si fallas en el camino, no te desanimes y vuelve a empezar, ten presente que el poder y empuje siempre está en el aquí y ahora, en el presente. Tú lo mereces, tú vales, tú puedes, tú estás llena de fuerza y coraje.

    Publicidad

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>