Publicidad

Nuevas costumbres para tener “el nido propio”

La adquisición de la vivienda propia ha sufrido notables cambios debido a la crisis económica y las dificultades para acceder a financiación, aún así sigue siendo el principal fundamento del capital de las familias españolas, la posesión de la propiedad, o el techo propio, por lo cual están cambiando los recursos; las donaciones y herencias de inmuebles se han convertido en la única alternativa de ver realizado el sueño de la casa propia.

En pleno apogeo se sitúan las donaciones y herencias que despuntaron un 8.7% frente al pique interanual del 29.1% en las compraventas de vivienda en el primer bimestre del año. En los números y estadísticas podemos corroborar que es así. El registro del año anterior hasta febrero expone la caída en las compraventas hasta las 63.832 unidades, contra las 89.981 del mismo período de 2011. En contrapartida, 27.362 que han sido transmitidas en las formas que hemos mencionado durante enero y febrero de este año, expone un aumento que supera las 2.000 unidades en el último año, marcando un hito desde el principio de la serie en 2007.

Por lo tanto desde principios de 2012 la compraventa de viviendas representan menos de la mitad de los negocios por viviendas dejando un saldo negativo en comparación con el año anterior. Por el contrario, el tipo de adquisición de vivienda por herencia y/o donación ha seguido con su crecimiento y son el 21.3% del total de transacciones del primer bimestre 2012. Con respecto al año en que se comienza con la muestra, el año 2007, estos casos de transmisión de bienes patrimoniales han duplicado su peso en el conjunto total de transacciones de viviendas.

Son varios los factores que han puesto de moda las herencias y donaciones
– El hecho de que hace unos años han recortado o hasta eliminado el impuesto de sucesiones y donaciones, lo que reduce la carga fiscal de estas transacciones.
– La fuerte caída en el valor de la propiedad, puede ser un gran incentivo, ya que estaríamos teniendo ganancia patrimonial+reducción del valor de transmisión del inmueble (recordemos que si el donante tiene menos de 65 años, se genera una ganancia patrimonial como resto, entre valor de adquisición y de transmisión, que tributa al IRPF)
– La crisis económica de todos modos es el principal factor de estos cambios. Los padres les hacen a sus hijos una donación de una propiedad de su título, al ver la imposibilidad de estos de acceder a la suya propia. La inestabilidad laboral y las duras condiciones para acceder a financiación, exponen a los actuales adultos jóvenes a muchas desavenencias a la hora de acceder a la vivienda.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>