Publicidad

Tips básicos para emprender

Ya sea porque naciste con el espíritu, porque te diste cuenta de que no te gustaba tu trabajo o porque estás desempleada, puedes lanzarte a crear tu propio negocio. Empecemos por revisar qué aspectos debemos tener en cuenta para poner manos a la obra.

Actitud emprendedora: Si tu mente ya tiene una idea pues entonces tus emociones deben acompañarla. Es importante comunicar por todos lados, hasta en charlas con amigos y con la familia, cuál es tu proyecto y cómo piensas llevarlo a cabo. Por otro lado, tus acciones estarán naturalmente afectadas por este nuevo camino que vas a tomar y las iniciativas se multiplicarán.

Análisis de mercado: Aunque sea en forma casera, estudia a quiénes podría llegarle a interesar lo que haces y si ya hay varias ideas similares en curso. Esto puede ayudarte a reformular lo que estabas pensando o a darte cuenta de que vas a ofrecer algo que cubre un segmento vacío.

Diagrama del emprendimiento: Para pasar de la idea a la acción es necesario proyectar cuáles serán lo pasos a seguir y las metas reales que quieres alcanzar en las diferentes etapas. Ponte plazos y ármate una agenda.

Presupuesto y financiamiento: Tienes que hacer un cálculo de cuánto dinero necesitarás inicialmente, calcula cuidadosamente los costos, y si tienes los ahorros suficientes para encarar el proyecto. Es posible que aquí descubras que tienes que asociarte a alguien o que tienes que pedir un préstamo.

Herramientas: Resulta muy útil considerar cuáles son aquellos elementos que pueden potenciar tu proyecto como los contactos de tu familia, los idiomas que manejas y lo que la web te puede aportar especialmente para difundir tu trabajo y conseguir clientes.

Imagen y destinatarios: Debes considerar que de ahora en más formarás parte de tu propio marketing por lo que tienes que distinguirte del resto y definir qué es lo que quieres mostrar a los demás, una marca personal. Eso generará una identificación con el consumidor que te sesgará en un segmento pero te reafirmará a futuro en un lugar. Es fundamental definir a quiénes está dirigido el producto o servicio.

Patentes: Nunca olvides que tu trabajo vale y puede ser copiado. Acude al lugar correspondiente a registrar tu marca. Luego puede ser tarde.

Considerar estos puntos junto con las ganas de arrancar una nuevo negocio es suficiente para empezar con una estructura más clara y definida que te hará ahorrar tiempo en el proceso de creación de tu negocio. Así también evitarás caer en lo errores más frecuentes propios de la falta de experiencia. ¡Éxitos!

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>