Publicidad

Viajar con niños

Las vacaciones familiares son una parte importante de la vida y puede dejarnos maravillosos recuerdos. Uno a lo largo del año tiene que dedicar sus energías y esfuerzo a trabajar, criar a sus niños, cocinar, llevar a sus escuelas… una vida cotidiana que a veces no nos permite disfrutar realmente de nuestros hijos. Las vacaciones, son el momento más propicio para poder disfrutar y compartir tiempo real con ellos.

Para que estos momentos no sean afectados por imprevistos siempre le recomendaremos contratar un seguro internacional, pero tambien existen recomendaciones para los padres, para asegurarse que todo el mundo lo pasará bien en el viaje.

Salir de vacaciones con niños naturalmente puede ser una prueba para la paciencia de sus padres, los cuales pueden llegar a desesperarse. Sin embargo, las buenas noticias es que siguiendo los consejos que se exponen a continuación tanto los niños como los padres podrán disfrutar del viaje.

Protege la salud de tu familia

Un buen kit de primeros auxilios siempre es útil. Lleva cualquier tipo de medicación que necesite algún miembro de tu familia, eso sí, asegúrate que está correctamente etiquetada y en su envase original. Si viajas fuera de España, consulta con las autoridades sanitarias para ver si necesitas alguna vacuna esencial. Es una contrariedad lo que vamos a decirte pero, no confies en lo que lees en internet en relación a puntos médicos. Nada reemplazará una buena consulta a tu médico pediatra.

Contrata un seguro de viaje, nadie espera un accidente, pero ¿qué pasa si estáis cómodamente en la playa y tu hijo se corta el pie con una piedra, o si come algo diferente que pueda caerle mal? Tener a mano una red de prestadores médicos de primer nivel es algo invaluable.

Cuando viajas con niños pequeños:
Imagina: 10 horas en avión con tu bebé… todo un desafío no? Si es extenuante para los adultos imagína lo pesado que debe ser para los niños, que tienen mucha necesidad de movimiento.

Sin embargo, para hacer más llevadero el vuelo existen una serie de consejos que al poner en práctica minimizan las dificultades que pueden presentarse con los niños, especialmente en vuelos de muchas horas.

He aqui algunas recomendaciones especialmente pensadas para niños a partir de 12 meses.

Lo ideal es que el bebé pueda ir en su propio asiento con un adaptador para ello, pero esto incrementaría el costo del billete aéreo (que ya son bastante altos). Cuando hagas tu reserva y check in en el aeropuerto comentale a las personas que te atiendan que viajas con niños pequeños. Es aconsejable pedir un asiento cercano al baño o bien el del medio del avión que da a la puerta de emergencias, ya que este comunmente dispone de espacio adicional. Lo más importante es pedir una vez abordado el avión, un sitio donde no haya más pasajeros. Si te es posible, viaja en ejecutiva ya que es un lugar más cómodo.

Un buen descanso es fundamental, un niño cansado o frustrado, puede ponerse muy mal durante un viaje. Intenta alejar el estrés y estar relajado, llegar con antelación al aeropuerto con la finalidad de dejar un tiempo de distracción para el pequeño: observar como despega un avión, como cargan las maletas a él, etc. Que aproveche este momento para jugar, correr, etc. durante la espera en el aeropuerto; déjalo andar por la terminal, después será más fácil mantenerlo sentado en el avión.

Algo fundamental es llevar una bolsa cargada de juguetes. Una buena forma de motivar el juego es llevar varios juguetes envueltos en papel de regalo, con el fin de motivar su buen comportamiento (no se recomiendan los juguetes ruidosos que puedan molestar a otros pasajeros), el niño podrá abrirlo si su conducta ha sido buena con un intervalo de una hora.

También debemos llevar aperitivos, es común que las líneas aéreas ofrezcan refrigerios pero importante: no abusar de los dulces porque el azúcar aumenta la excitabilidad. Si tienes en casa un vasito antiderrames no lo olvides para evitar “desastres” en el avión.

Es imprescindible mantener bien hidratado al bebé, por eso tener líquido de forma constante en una taza antivuelcos es muy importante. Si el niño es más grandecito un ordenador o un DVD portátil con sus películas favoritas le mantendrán entretenido por algún tiempo, hay muchas líneas aéreas que poseen pequeños tvs de pantalla plana con películas precargadas y juegos infantiles, trata de viajar en una de ellas ya que te ayudará en la distracción de tu niño.

Una de las razones más comunes del llanto de los bebés y los niños se debe a la molestia en los oídos. Ellos no saben tragar para aliviar la presión del canal auditivo. Beber de una botella con una pajita, de un biberón, un chupete, un chicle (si es grandecito), una galletita especialmente durante el despegue y el aterrizaje les ayudará a aliviar sus oídos.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>